:: Renueva tu matrimonio ::


No hay algo que no necesite de cuidados para seguir viviendo. Asimismo, todo matrimonio se tiene que renovar para no morir.

El problema es que pocas veces le damos los cuidados y la atención que merece, pues se da por sentado que el amor siempre estará ahí. Pero es como si yo tuviera cien mil pesos en una cuenta bancaria y fuera por ahí gastándolos, sin ningún cuidado, pensando que siempre tendré un saldo a favor. ¡Más temprano que tarde esa cuenta se quedará sin fondos!

El matrimonio o se renueva o corre el riesgo de la autodestrucción.

Renovarlo no es como cuando uno cambia de coche, porque, en este caso, la pareja siempre será la misma. Ni tampoco es como pintar una casa, pues esa renovación es sólo exterior.

Renovar el matrimonio es mejorarlo siempre, haciendo que cada nuevo día sea mejor.

Me viene a la mente la famosa manera en que Miguel Ángel esculpía sus esculturas. Para él, cada estatua estaba encerrada en el trozo de mármol, y el arte de su trabajo era simplemente liberarla.

Así, todo matrimonio tiene una vocación a una belleza y plenitud que sólo Dios conoce, y, renovándolo, es como llegamos a ella.

¿Qué aprendemos de esto?

:: 1. Que el matrimonio siempre se puede mejorar :: En Florencia existen algunas esculturas que Miguel Ángel nunca terminó. Pero, si así son hermosas, ¡qué no hubieran sido terminadas! El matrimonio que tienes puede ser muy bueno hoy en día, pero, ¡qué será si lo sigues trabajando y cuidando todos los días! La clave para un matrimonio siempre feliz y pleno es jamás conformarse. Siempre estar en pie de lucha para crecer. Es levantarse todos los días y proponerse ser mejores el uno para el otro.

:: 2. Que para ganar antes hay que perder :: El matrimonio está siempre lleno de renuncias. ¿Qué pareja puede negar esto? Pero sólo tienen sentido para ganar algo mucho más valioso. Desde el punto de vista del bloque de mármol, el hecho de que un cincel esté arrancándole pedazos, es una pérdida. ¡Pero mirado desde la obra de arte, cada cincelazo es una ganancia! Así también, cada sacrificio, cada cambio de actitud, cada acto de entrega, desde un punto de vista individualista, puede parecer una pérdida. Pero examinado desde el matrimonio, ¡es una ganancia inigualable! Todo sacrificio hecho por amor embellecerá siempre tu matrimonio, aunque sientas que el otro no lo valora ni lo corresponde.

:: 3. Que una obra de arte nunca termina :: Miguel Ángel era perfeccionista. ¡Pero Dios lo es muchísimo más! Por eso jamás está conforme con lo que hemos logrado, pues sabe que podemos lograr más. Es normal que el cansancio del día a día le robe ilusión al matrimonio. ¡Pero no nos olvidemos que estamos creando algo inédito, y, por lo tanto, único!

Lo que traen los esposos entre manos es mucho más que una obra de arte, ¡es un proyecto para la eternidad, pues a lo que se comprometieron frente al altar fue nada más y nada menos que a llevarse mutuamente hasta el cielo!

#Matrimonio #Amor #Maridoymujer

SACERDOTE Y AUTOR

SACERDOTE Y AUTOR

PADRE ADOLFO

PUBLICACIONES DESTACADAS
BUSCAR POR CATEGORÍA
PUBLICACIONES RECIENTES
BUSCAR POR TEMA
No hay tags aún.

© 2016 por P. Adolfo Güémez, LC

  • Black YouTube Icon
  • b-facebook